Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 11 de agosto de 2011

ANALITICAS Y SEGUIMIENTO MEDICO Y AUMENTO O NO DE PESO

¡Que tal¡ os informo que he ido al medico y después de 6 meses me he hecho una analítica nueva,para ver como estaba después de terminar la dieta y bueno deciros que mis resultados son estupendos, hígado ,riñones, azúcar, colesterol...nada de nada todo esta de maravilla..
También deciros que ya llevo en la 4º fase un mes y comiendo de todo,¡¡¡ menos el famoso jueves de proteínas puras!!!! y no he aumentado de peso,voy variando de una semana a otra (ovulacion, regla etc) pero luego vuelvo al peso.
termine fase crucero con 61,500kg mi peso según dukan
termine fase consolidación con 58,500kg (se suele seguir perdiendo)
Y ahora estoy entre  59,500 y 60 kilos.
Solo os aconsejo una cosa si vais a hacer la dieta, hacerla bien....con el libro y aprovechando toda la información que tenéis por Internet ,pero el libro es fundamental....
yo la hice desde principio a fin sin saltármela....
un beso y mucho ánimos a todas, que si se puede....

miércoles, 10 de agosto de 2011

ESPARRAGOS AL COÑAC

Ingredientes: 400gr de espárragos trigueros
                    2 cucharaditas de agua.
                    1 cucharadita de coñac.
                    2 cucharaditas de nata liquida.
                    1 pizca de pimentón dulce
                    1 pizca de pimentón picante.

Cortamos la parte mas dura del tallo de los espárragos y los ponemos a cocer
en una cacerola media llena de agua por la mitad.
Después los colocamos en una fuente,formando una sola capa.
En un cacito,ponemos el agua indicada y el coña a la lumbre.
Cuando este caliente flambeamos y el liquido restante lo añadimos a la nata,3 cucharadas del caldo de cocción de los espárragos y los dos tipos de pimentón.
Mezclamos bien hasta obtener una salsa,que vertemos encima de los espárragos y servimos.

lunes, 1 de agosto de 2011

LA IMPORTANCIA DE LAS PROTEINAS EN LAS DIETAS DE ADELGAZAMIENTO





Diversos estudios parecen indicar que la inclusión de elevados porcentajes de proteínas en la dieta proporcionan una saciedad mayor, más consumo energético en su digestión y, por ambas razones, más facilidad para adelgazar.


  Desde que en 1956 Mellinkoff publicó su teoría acerca del mayor poder saciante de las proteínas, muchos han sido los estudios al respecto.
  Pero no todos llegaban a esa conclusión de forma inequívoca, y por ello se ha realizado una revisión científica de dichos estudios por el Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud pública de Harvard (Boston, Estados Unidos). Esta revisión se ha publicado en el "Journal of the American College of Nutrition".

  El resultado ha sido que, de los 15 estudios contemplados, 8 mostraban que las proteínas saciaban más. Este poder saciante se dedujo por una ingesta de calorías significativamente menor si se había tomado antes un alimento con gran porcentaje de proteínas, en comparación con un alimento normal con la misma cantidad de calorías. Sin embargo, de forma paradójica, los otros 7 estudios no encontraron una relación significativa entre proteínas y saciedad.

  A pesar de que la evidencia parece bastante clara, esta falta de unanimidad obligó a los expertos a afirmar que son precisos estudios adicionales con una metodología mejorada para que puedan ser más concluyentes que los analizados.

  Con respecto a la razón por la cual las proteínas sacian más, parece ser que la sensación de hambre depende de la concentración de aminoácidos en la sangre, concentración que es mayor si se han tomado alimentos ricos en proteínas. Esta teoría, aunque resulta convincente para muchos investigadores, necesita de confirmación mediante más estudios.

  Pero, además de saciar más (lo que llevaría a comer menos en las horas siguientes), las proteínas producen en quien las ingiere un mayor consumo de energía durante su digestión, lo que reforzaría, según muchas investigaciones, su capacidad adelgazante. Este consumo extra de energía se debería a una mayor dificultad para metabolizarlas, en comparación con las grasas o los hidratos.

  Acudiendo a la realidad de los estudios sobre la pérdida de peso de diversas dietas, éstos indican que todo lo anterior es cierto: las dietas hiperproteicas se asocian a una mayor pérdida de peso y, sobre todo, pérdida de grasa corporal. Además, producen más saciedad y una menor ingesta calórica total.

  En consecuencia, algunos investigadores sugieren que, para reducir peso, más que someterse a dietas con menos calorías totales, lo que debería hacerse es cambiar la proporción de nutrientes de la dieta para hacerla hiperproteica. A tenor de los datos que manejan, parece más efectivo.

  Como aplicación particularmente favorable de todo lo anterior, hay que añadir que desayunar con abundancia de proteínas podría ser en especial efectivo para adelgazar, ya que se consigue reducir la ingesta calórica posterior. Esta costumbre sería la síntesis de dos hábitos adecuados para luchar contra la báscula: desayunar bien y tomar una dieta hiperproteica.
Fuente: Consumer